El arzobispo de Canterbury rectifica sus críticas a la Iglesia católica irlandesa


LONDRES.- ( AGENCIALAVOZ.ORG ) El arzobispo de Canterbury y primado de la Iglesia de Inglaterra, Rowan Williams, expresó este sábado su "gran pesar" por el malestar causado con sus críticas a la Iglesia Católica de Irlanda, a la que acusó de haber perdido "toda credibilidad" por su gestión de los casos de abusos de menores en la isla.



En declaraciones a un programa radiofónico de la BBC adelantadas este domingo, Williams dijo además que los casos de abusos destapados suponen un "trauma colosal" para el país vecino, donde la religión católica está muy arraigada en la sociedad.
"Hablaba recientemente con un amigo irlandés que me dijo que es bastante difícil en algunos lugares de Irlanda pasearse por la calle con alzacuello", declaró al espacio 'Start the week' de Radio 4, que se emitirá el lunes.
Se espera que este domingo el cardenal Keith O'Brien, cabeza de la Iglesia Católica en Escocia, pida también disculpas
Al ser la Iglesia Católica irlandesa "una institución tan profundamente ligada a la vida de la sociedad, perder de repente toda la credibilidad... eso no es sólo un problema para la Iglesia, es un problema para todo el mundo en Irlanda", argumentó el primado protestante.
'Sorpresa' por las declaraciones de Williams
En respuesta a estas declaraciones, el arzobispo católico de Dublín, Diarmuid Martin, crítico del encubrimiento de los abusos y defensor de una renovación de la Iglesia, se declaró "atónito" por las críticas de Williams y afirmó que nunca se había sentido "tan desalentado" a la hora de afrontar momentos difíciles.
Otros miembros del clero tanto católicos como protestantes -incluido el arzobispo anglicano de Dublín, John Neill- expresaron su consternación y lamentaron los comentarios sin precedentes del máximo representante de la Iglesia Anglicana.
La Iglesia Católica en Irlanda ha sufrido un duro revés al revelarse que durante décadas ocultó los abusos sexuales con menores cometidos por miembros del clero en la isla.


Una insuficiente carta de Benedicto XVI
El pasado 20 de marzo, el Papa Benedicto XVI pidió perdón en una carta a las víctimas de los curas pederastas irlandeses y abroncó a los obispos por la "lamentable" gestión de lo sucedido.
Rowan Williams ha expresado su 'gran pesar' por el malestar causado por sus palabras sobre la gestión de los abusos de curas
Sin embargo, la carta pastoral, que fue leída en todas las misas oficiadas ese domingo en las iglesias de la República de Irlanda e Irlanda del Norte, no satisfizo a las víctimas al no abordar aspectos clave de los delitos cometidos contra los niños.
Durante la explosión del escándalo, varios obispos irlandeses admitieron haber encubierto abusos en sus diócesis, entre ellos el de Clogher, Joseph Duffy, el obispo de Derry, Seamus Hegarty, y el propio primado de la Iglesia Católica de Irlanda, el cardenal Séan Brady, quienes, no obstante, se negaron a dimitir si no se lo pide el propio Papa.


Conversión al catolicismo
Lo sucedido en Irlanda ha salpicado también a Benedicto XVI, al que se ha criticado por su gestión de casos de pederastia antes de convertirse en Pontífice.
Sobre su visita al Reino Unido prevista del 16 al 19 de septiembre, la primera desde 1982, Williams declaró a la BBC que duda de que muchos anglicanos respondan a su esperado llamamiento de conversión al catolicismo.
El primado de la Iglesia Anglicana opinó que es importante que el Papa tuviera oportunidad de hablar en Gran Bretaña como un socio valioso, pero "sin más".
Por otra parte, se espera que este domingo el cardenal Keith O'Brien, cabeza de la Iglesia Católica en Escocia, pida también disculpas en su sermón de Semana Santa en Edimburgo a las víctimas de curas pederastas.